Categoría: Rutinas

Resolviendo algunas dudas de los bloqueadores solares

Puede que seas de ese porcentaje (me incluyo, quien escribe esto) que cuando ve la rutina coreana todo le anima a excepción del bloqueador solar. Es el más aburrido, el que menos vemos resultados a corto plazo y bueno el que trae consigo una carga de recuerdos de la niñez donde te embetunaban hasta quedar algo así:

Mamáaaaaa, ¿no será muchooooooo? 

Pero no, mejor olvidemos todas esas pesadillas y hablemos del futuro prometedor con tu nuevo mejor amigo: el protector solar.

Lo primero que hay que entender es que este es un paso importantísimo de la rutina, diría incluso que es el más importante, ya que sin él te expones directamente y podrías ser un [email protected] perfecto para desarrollar cáncer a la piel, asimismo, como explicamos acá, el bloqueador solar es el producto anti-age más poderoso de tu rutina.

Pero antes de todo hablemos de conceptos

Vemos siempre que los protectores solares dicen SPF y PA o PPD, pero, ¿qué significa?

SPF: factor de protección solar, es decir, cuánto puede proteger la piel de los rayos UVB. Los filtros sobre 50+ protegen sólo hasta los 98% por lo que es necesario complementar con sombrero y lentes de sol.

PA: factor de protección contra los rayos UVA, responsables del envejecimiento y daño celular.

¿Que tipos de bloqueadores solares existen?
Están los protectores solares físicos (ahora llamados inorgánicos) y químicos (orgánicos), la diferencia se da por su estructura molecular donde los físicos están hechos de minerales y los químicos por moléculas de carbono.
Detalle:
Filtro físicos: Dióxido de titanio, Óxido de Zinc.
Filtros químicos: Aminobenzoic acid, Avobenzone, Cinoxate, Dioxybenzone, Ecamsule (Mexoryl SX), Ensulizole (Phenylbenzimiazole Sulfonic Acid), Homosalate, Meradimate (Menthyl Anthranilate), Octocrylene, Octinoxate (Octyl Methoxycinnamate), Octisalate (Octyl Salicylate), Oxybenzone, Padimate, Sulisobenzone, Trolamine Salicylate.
Si bien la decisión es de cada gusto y/o tipo de piel, pieles sensibles o acneicas toleran mejor los protectores solares de tipo físico ya que son más suaves y las pieles más secas los químicos ya que son más hidratantes.

Nuestras recomendaciones:

Si tienes la piel grasa o con tendencia acneica

El I’m Pure Cica Sun Cream SPF 50 es de tipo físico y cuenta con una textura ligera y de fácil absorción. No deja residuos grasos ni el rostro pesado -que te haga recordar a tu pasado-, por el contrario, sentirás que sumas un paso hidratante. Cuenta con Centella Asiática y Galactomyces. para reparar y calmar pieles sensibles, además de aportar nutrientes y vitaminas.

Si quieres re-aplicar sobre maquillaje de forma fácil y/o controlar la producción de sebo

¡El SNP UV Perfect Clear Sunstick es perfecto gracias a su formato stick! Su fórmula no deja un acabado pegajoso e incómodo. Además, refuerza el mecanismo de defensa natural de la piel, mientras que el aceite de moringa purifica.

¡Si tienes la piel demasiado sensible y todo te irrita!

El I’m Safe Baby & Silver también es físico y su textura es suave y muy hidratante. Este protector solar está hecho y diseñado para pieles muy sensibles, pensando en abuelitos y niños.

¿Cuál es tu experiencia con el bloqueador solar? ¿Cómo lo has hecho una costumbre? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Tips para deshacerte de las (malditas) «espinillas blancas»

Estás [email protected] para comenzar con tu rutina de maquillaje. Vas al baño, te miras al espejo y notas algo extraño. Te acercas, miras y ¡UN GRANO BLANCO! “¿Otra vez? Arumi, dime porquéee, yo sigo la rutina al pie de la letra” ¡No te desesperes! Estas molestas imperfecciones son muchísimo más comunes de lo que piensas. Sí, esos famosos granitos blancos los tiene todo el mundo y mucho más seguido de lo que crees peeero… ¿qué son realmente las famosas «espinillas blancas» (whiteheads en inglés, como probablemente ya has leído)? Pues, ¡un conjunto de muchísimas cosas! Principalmente una acumulación de exceso de sebo que intenta emerger de tu piel, causando obstrucción. Su color claro se debe a que puede estar cubierta de células muertas. Generalmente, los granitos blancos pueden “evolucionar” a puntos negros si el exceso de sebo está expuesto al aire demasiado tiempo y se oxida. Tan interesante como desagradable.

Esa inofensiva espinilla blanca, ¡puede convertirse en algo muy desagradable! (Asumamos que CLARAMENTE CHARMELEON ERA LA EVOLUCIÓN MÁS DESAGRADABLE)

¿Qué hacer si tienes una espinilla blanca? ¡Sigue estos tips!

Exfolia con moderación

Al igual que con los puntos negros, las espinillas blancas pueden eliminarse fácilmente si realizamos una exfoliación correcta y gentil. Prefiere tratamientos que contengan AHA, ya que ayudarán a “derretir” el exceso de sebo. Peeeero, ¡cuidado con los excesos! Usar una y otra vez limpiadores y exfoliantes, terminarán irritando tu piel y causando resequedad. En consecuencia, tu rostro producirá más y más grasa para contrarrestar.

La prevención, la mejor medicina

Si tienes la piel con tendencia a grasa, el prevenir los futuros brotes será tu mayor arma contra ellos. Si tienes zonas más problemáticas, enfócate en ellas con productos especializados. Prueba con diferentes productos hasta encontrar la combinación perfecta para controlar el exceso de grasa en tu rostro. Si te mantienes consistente con tu rutina, poco a poco tendrás menos espinillas blancas.

Ni muy graso, ni muy seco

Un error muy frecuente al pensar en este tiempo de imperfecciones cutáneas, es creer que una piel seca será la solución definitiva pero ¡no! De hecho, para prevenir la formación de espinillas blancas hay que balancear la grasitud y humedad de tu rostro. Por un lado, el exceso de grasitud traerá granitos mientras que una piel muy seca intentará constantemente producir sebo para mantenerse hidratada. Para evitar desbalances, presta atención a las necesidades de tu piel y adapta tu rutina en base a tus preocupaciones.

Hidratar, hidratar e hidratar

Un paso muy simple pero MUUUUY importante en todo este proceso. Al igual que cuando tomas agua para recuperarte al hacer deporte, debes humectar tu rostro para ayudarla a fortalecerse y protegerla post tratamiento. Además, como mencionamos anteriormente, mantenerla equilibrada ayudará a que no tenga que luchar por producir más y más sebo. Procura escoger una crema hidratante de acuerdo a las necesidades de tu piel y ¡prepárate para disfrutar de un rostro libre de imperfecciones!

PRODUCTOS RECOMENDADOS

1. [Some By Mi] AHA-BHA-PHA 30 Days Miracle Serum

 

2. AHA7 Whitehead Power Liquid

Review de uso de este exfoliante:

 

3. Yes, I am toner AHA 5%

¿Tú también sufres de espinillas blancas? ¿tienes algún tip para combatirlas? ¡Déjalos en los comentarios!

Cosmética coreana y pieles secas o sensibles ¿compatibles?

Por Maca.

En mi época adolescente nunca tuve grandes problemas a la piel. Sufrí por los típicos granos de la edad, pero nada lo suficientemente importante.Siempre pensé que mi piel era grasa. Y según yo, mis mejores aliados eran los productos astringentes o anti-acné llenos de alcohol que ofrecen las farmacias. Mi concepto de cuidado se resumía en remover hasta el último rastro de oleosidad del rostro y mientras más tirante quedara la piel, más limpia y sana estaba para mí. Era enemiga de las cremas humectantes, de los aceites, del protector solar y amaba broncearme al medio día.

Pero en el año 2012, ya encaminada en mis veinte e inspirada en la belleza de las celebridades coreanas que empecé a seguir, fue cuando decidí empezar a cambiar todos mis hábitos de cuidado.Comencé leyendo todos los títulos que mencionaran «¿Cómo conseguir la piel de las coreanas?» y me di cuenta que todos repetían los mismo: Realizar sagradamente la limpieza facial, usar siempre bloqueador solar, y nunca temer a los conceptos humectar e hidratar, ya que son las claves para tener una piel sana y equilibrada.

Hoy a mis 27 años mi piel sigue cambiando, se ha vuelto más seca y el sol que tanto me gustaba, se ha vuelto un infierno. Apenas comienza el verano comienzan alergias, mis mejillas se enrojecen y se sensibilizan mucho. Lo que más me ayuda es minimizar la rutina de cuidado, priorizar texturas ligeras, y nunca perder de vista la hidratación.

Siempre parto con la doble limpieza. Este es un paso que no postergo jamás, sin importar la hora o lo cansada que esté, ya que mi día sólo puede finalizar cuando tengo el rostro limpio. Para remover maquillaje, restos de protector solar y todos los residuos grasos de la piel, utilizo aceites limpiadores tradicionales, o en formato bálsamo sólido (sorbete). El maquillaje que utilizo a diario es muy liviano y pese a que no soy tan exigente, el primer limpiador es clave en mi rutina. Como mi rostro se deshidrata fácil, los aceites me ayudan muchísimo a que el limpiador de base acuosa (ya sea jabón espumoso o tipo gel) no sea tan agresivo con mi piel. En este paso busco remover todas las impurezas que quedan en los poros, así que hace unas semanas integré el limpiador Honest Cleansing Foam de Benton. Un producto súper espumoso, formulado con varios extractos botánicos, entre ellos camelia, aceite de oliva, centella asiática, regaliz y manzanilla, que prometen dejar la piel perfectamente limpia e hidratada.Al ser un limpiador más alcalino, no lo aplico directamente al rostro y utilizo muy poca cantidad. Primero hago la espuma en mis manos, para luego llevarla a mi piel y masajear. Una vez que enjuago, mi rostro se ve muy limpio, y a pesar de su pH no he sentido deshidratación alarmante en mi piel (en comparación con otros productos similares). Uno de los motivos, es porque integré los pads de COSRX en su versión hidratante (One Step Moisture Up Pad) y no puedo estar más feliz. Ya que además de retirar los últimos residuos de suciedad, son capaces de tonificar, realizar una exfoliación suave, y aportar mucha hidratación. Para mí son ideales en pieles secas y en temporadas de frío.

Después de los pads doy paso a mi tónico hidratante/balanceante, un ítem obligatorio para equilibrar la piel y conseguir una mejor absorción de los productos que siguen en la rutina. Aquí siempre elijo aquellos libres de alcohol, y en los pasos que siguen, los ingredientes que nunca me fallan son los extractos herbales, el ácido hialurónico, colágeno, vitaminas, ceramidas y todos aquellos que mantengan mis niveles de hidratación y humectación óptimos, pero que también sean capaces de calmar y mantener mi piel lo más sana posible.

Ya para finalizar, pero no por eso menos importante: el protector solar.

Este el último paso en la rutina de día y he aprendido a tenerlo presente a diario sin importar el clima o estación en la que nos encontremos. Personalmente demoré varios años en hacer de este paso un hábito, ya que es común que cuando jóvenes no le tomemos el peso a las reales consecuencias que trae la exposición al sol.

Excusas por la textura densa o grasa de los productos son las más comunes para evadir su uso, pero lo cierto es que en la actualidad son muchos los formatos y texturas disponibles, sobre todo si del mercado coreano se trata. Uno de los más prácticos y novedosos que he conocido este año es el formato “stick” o en barra. I’m Clear Cica Sunstick es uno de ellos, y he podido testearlo tanto mi piel, como en la de otros integrantes de mi familia.Tiene una lista de ingredientes sencilla, con una fórmula riquísima en extractos naturales en la que destacan a la centella asiática por sus altas propiedades curativas. Sin embargo, hay muchos otros como el orégano, tomillo, romero, aloe vera, lemon grass, manzanilla y té verde que potencian su frescura y su cualidad antioxidante.Al ser un producto con filtro orgánico (o químico) es ideal para todos quienes buscan un protector solar libre de residuos grasos y de la odiada capa blanca.Tras cada aplicación se siente como si no llevaras absolutamente nada en la piel. De hecho, es tan ligero e invisible, que en un principio me sentía muy desprotegida, pero la verdad es que no hay de que preocuparse. Su diseño es muy transportable, así que lo llevo siempre en mi cartera para retocar brazos, escote o cualquier parte de mi piel que esté expuesta al sol.

Evolución ❤️

¡Así que ya lo sabes! Sólo necesitas un par de básicos para crear una rutina de cuidado simple si quieres iniciarte en el encantador mundo de la cosmética coreana. Lo importante es que poco a poco vayas conociendo tus necesidades y con paciencia, cuidarte se convertirá en un hábito que disfrutarás muchísimo.

¿Han tenido experiencias similares? ¡Compártela en los comentarios!

Logré mi piel soñada gracias a la cosmética coreana

by Evelyn Vidal

En Chile no tenemos conciencia sobre el cuidado de la piel.

Si, así de definitiva es mi opinión al respecto.

Desde pequeños, con el cuidado de nuestras madres – bloqueador sólo en verano, crema sólo cuando somos bebés -, a nuestra adolescencia — nula protección solar, jabones en barra para limpiar el rostro, tónicos con alcohol, fobia a los hidratantes –, hasta nuestra adultez y vejez buscando productos milagrosos que mejoren en 2 semanas el daño que le hicimos a nuestra piel toda nuestra vida.

No pensamos en la cosmética como un modo de prevenir situaciones y enfermedades, sino en un modo milagroso y paliativo para tratar momentáneamente afecciones. Queremos una crema que nos quite las manchas y las arrugas, pero no queremos usar bloqueador solar. Queremos un todo en uno, sin invertir mucho tiempo ni dinero.

Por eso, la cosmética coreana nos viene a enseñar que el cuidado de la piel se da desde que naces, y por cada uno de los días de tu vida. En base a formulaciones suaves, donde se fomenta la hidratación y balance de la piel, donde el protector solar es un deber diario – lo mismo usar mangas largas y sombrero -, donde hay rutinas tan simples a pesar de sus numerosos pasos, pero tan efectivas… que van enfocadas a un punto: prevención.

Quizás no sea la persona más idónea para escribirles sobre esto, pues descuidé o no cuidé apropiadamente mi piel por más de 20 años… pero comenzar a usar cosméticos de Corea del Sur hizo que mi visión de la cosmética cambiara en 180°. Y de paso, ayudó a mi piel como nunca esperé que lo hiciera.

Arrugas, piel grasa, acné y marcas, pigmentación dispareja y piel bronceada era lo que más me preocupaba. Eso había sido una constante desde la adolescencia, pero tras tener a mi primera hija, mi piel tras pasar por los desajustes hormonales empeoró. No tenía una rutina de cuidado, no usaba bloqueador solar y probé limpiadores muy agresivos, probé tónicos muy fuertes… y realmente, viendo al pasado, no tenía idea del cuidado de la piel y no tenía conciencia sobre el daño al que la había expuesto al no protegerla del sol, o al usar productos no adecuados, o al hacer todos esos remedios caseros.

EL CAMBIO

2006 (izquierda) y 2017 (derecha)

En esa época ya había comenzado a ver dramas coreanos, y es inevitable desear esa piel tan bonita. ¿Por qué uno no podría tener la piel así también? Luego el K-pop te plantea la misma interrogante, y fue así como me decidí. Gracias a que mi marido viajó a Corea y me trajo muchas cosas que le pedí, comencé, con muchísimas dudas y nuevamente, sin tener idea de nada. Pero comencé a leer de cuidado facial y a probar todo. Comencé con Etude House, y luego me aventuré con más marcas, como Missha, Skinfood, Skin79, The Face Shop, entre otras. Y los cambios, o mejoras, como me gusta llamarle, fueron rápidos… cosa de que, a los 6 meses de usarlos, ya mi piel comenzó a equilibrarse y pasar de grasa, a mixta.

El exceso de sebo comenzó a disminuir, la frecuencia de los brotes también. Pero, como mi acné es hormonal y en ese tiempo por la lactancia no podía controlarlo, pasaban períodos donde se tomaban mi cara por completo y en eso, los productos que usaba sirvieron para calmar granos y luego despigmentar las marcas que quedaban. En ese sentido conocer los productos de COSRX ayudaron muchísimo a mi piel, tanto los ácidos exfoliantes, como sus tónicos y serums. También en ese tiempo pasé por un error super grave, que fue depilar mi cuello y mandíbula, lo que empeoró este acné, y gracias a los productos de COSRX básicamente (porque usé sólo productos de aquella marca) mi piel se recuperó. No es por nada que tienen un lugar especial en mi corazón.

He probado mucho… son ya casi 6 años de probar diferentes marcas y productos y llegué a una conclusión bastante fuerte, que jamás volveré a la cosmética occidental. Mi piel luce mejor que nunca, mejor incluso que cuando tenía 26 años… mi piel se equilibró tanto en hidratación como en producción de sebo, la despigmentación de manchas de acné es casi completa. Estoy tratando de reparar el daño que hice a mi piel tras tantos años bronceándome, arrugas tengo muy pocas. Mi piel está suave y le falta muy poco para recuperar el tono original.

Adopté el uso de protector solar como uso diario y nunca salgo sin llevar uno en mi cartera para reaplicar. Realizo mis rutinas cada día y noche, usando la doble limpieza (incluso muchas veces la triple limpieza) y demás pasos de la rutina coreana – mascarillas, exfoliación, serums y esencias, hidratantes.

El lema de «la piel primero» es tan motivador, que ves lo importante que es cuidar tu piel para que ésta esté y luzca sana, en vez de taparla, y llegas a un momento – liberador – en que sales a cualquier sitio con sólo una capa de protector solar en el rostro, y no te acompleja ni te sientes insegura.

Eso es el mejor incentivo tras años de aprendizaje e incorporación de nuevos productos.

Y lo mejor es que lo hiciste tú, aprendiste tú… porque nadie mejor que tú puede conocer tu piel, tus particularidades y saber lo que quieres lograr.

Si estás recién comenzando: ¡ánimo! La cosmética coreana te da muchas opciones asequibles y novedosas para cuidar tu piel, desde lo más básico a lo más innovador, para el tratamiento de los problemas en tu piel. No pienses en que es larga o tediosa, porque en un corto tiempo ya haces todos los pasos. No solo tu piel lo agradecerá.

Tónicos coreanos: ¿Para qué son?

Existe mucha confusión sobre el tónico (“Toner” en inglés, también llamada “Refresher”, “Skin Softener”, o simplemente “Skin” para tónicos coreanos, y también le dicen “loción tónico” en Chile, pero para esto loción no es lo mismo), y podrías pensar que es un paso innecesario e incluso dañino, especialmente si tu única experiencia ha sido con los tónicos astringentes, llenos de alcohol, que tienden a ser súper secantes e irritantes. El concepto del tónico en Corea es distinto al concepto en el Occidente, y es un paso que podría determinar la eficacia del resto de tus productos.

Entonces primero, ¿qué es? Si nos referimos a los tónicos coreanos, éstos son productos líquidos que están diseñadas para aplicarse inmediatamente después de la limpieza. Cumplen la función de eliminar residuos de impurezas o maquillaje (si se usan con un algodón), pero también pueden calmar la irritación que puede acompañar la limpieza para pieles más sensibles, además de hidratar la piel después de la limpieza. Muchas veces contienen ingredientes específicos para distintas pieles o preocupaciones (para piel seca, grasa, acneica, etc.). Finalmente, y quizás lo más importante: equilibra el nivel de pH de tu piel. Es importante mantener un nivel ácido para que tu piel se pueda proteger de bacteria y otras impurezas.

Muchos limpiadores (aunque no todos) tienen un pH más alcalino para eliminar el sebo y otras impurezas que acumulas durante el día. Esto te puede secar la piel, y si no le aplicas algún hidratante, se puede secar demasiado y sin la capacidad de protegerse contra la bacteria. La mayoría de los tónicos coreanos tienen el nivel ideal de pH (o un poco más ácido) para equilibrar tu piel después de la limpieza y devolverlo a su estado óptimo.

Los tónicos también hidratan la piel, que tiende a estar más seca y vulnerable después de la limpieza. Esto permite que pueda absorber los siguientes productos con más eficiencia, lo que significa que tendrás mejores resultados! Muchas veces, los tónicos también contienen otros ingredientes para maximizar su beneficio para la piel, por lo que puedes encontrar tónicos para piel seca, grasa, madura, etc. Casi todos son hidratantes, para ayudar la absorción de los próximos productos en la rutina.

Hay distintos tipos de tónicos, y la mayoría tiene una consistencia más bien como agua, aunque también hay algunos que son un poco más gruesos (con una consistencia tipo serum). Dependiendo de la textura y de tu preferencia, puedes aplicarlo en un pétalo de algodón y limpiar el rostro (evitando el contorno de ojos y labios), lo que te ayuda a eliminar los últimos rastros de maquillaje que puede quedar después de la limpieza, además de dar una suave exfoliación con el pétalo. También los puedes aplicar en tus manos y aplicarlos directamente en tu rostro, suavemente presionando tus palmas en tu piel o dar pequeñas palmaditas para que se absorba.

El Snail Bee High Content Skin de Benton es un tónico que es más aguado, pero se recomienda que se aplique directamente con las manos. Tiene como ingredientes principales el baba de caracol que nutre, hidrata y sana, y veneno de abeja que da firmeza y mejora la protección de la piel. Es ideal para todos los tipos de piel, pero especialmente para pieles con acné o rojez, dejando la piel hidratada y flexible.

El Centella Water Alcohol-Free Toner es un tónico tipo mist que viene en un formato de botella de spray. Tiene agua mineral y agua de centella asiática para calmar y sanar las pieles con acné o para pieles irritadas y/o con rojez. Se puede usar directamente en la piel, ayudando a absorber con las manos, o con un algodón después de la limpieza. También se recomienda para usar como un spray durante el día para hidratar y calmar la piel, especialmente para los que trabajan en oficinas con aire acondicionado o calefacción central.

El tónico es importante porque no solamente recupera a tu pH después de la limpieza, pero porque te da esa primera hidratación que hace que tu piel sea más apto para recibir los próximos productos que quieras aplicar. ¡Te sorprenderás con la diferencia que hará en incluir este paso en tu rutina!

Productos para día y noche: ¿Son realmente necesarios?

¿Alguna vez te has preguntado por qué existen productos de día y de noche? ¿En verdad son distintos y necesarios o es otra jugada de marketing para que compres más productos?

La respuesta simple es: sí. Claro que hay productos que perfectamente puedes usar durante el día y en la noche, pero hay razones reales por las que deberías tener productos y rutinas diferenciadas.

En general, uno debe elegir productos de acuerdo a las preocupaciones que tiene cada uno sobre su piel. Si es grasa, si es muy seca, si quieres prevenir arrugas, manchas, etc. Por lo tanto, los productos que uses AM y PM deberían responder a esas preocupaciones. La gran diferencia es que hay factores externos que dictan la diferencia en los productos.

Productos AM

Como ya todos sabemos, el factor solar es un componente indispensable en el cuidado de piel, facial o no. Por lo tanto, muchas veces los productos que usas durante el día (más que nada cremas o productos de maquillaje) llevan FPS. Claramente no necesitas FPS durante la noche, ya que estás durmiendo en la oscuridad.

Otro aspecto es la textura de los productos que usas durante el día. En general, vas a preferir productos más ligeros que se absorban con más facilidad, que no te dejan con mucho brillo, y que funcionen bien debajo del maquillaje. Por lo tanto, durante el día se usan más productos livianos, especialmente formulados para durar todo el día.

Los productos AM también pueden contener ingredientes que te dan un aspecto de mejoría visible, que te pueden dejar la piel más lisa, juvenil, iluminada, etc, pero el efecto es más evidente mientras estés usando el producto.

Productos de día también pueden estar diseñados para protegerte de los elementos, como el frío, viento, contaminación, polvo, suciedad, etc.

Productos PM

Es durante la noche que la piel hace el trabajo pesado de recuperación y regeneración. Como el resto del cuerpo, la piel se regenera mientras estamos durmiendo, por lo que muchos productos de noche son enfocados en hidratación y nutrición.

Los ingredientes que se usan en la noche también son distintos. En general estos incluyen los ácidos como el ácido glicólico o el retinol (que muchas veces causan fotosensibilidad por lo que no se recomiendan usar durante el día).

Probablemente has notado que las cremas de noche tienden a ser más pesadas y grasosas. Esto también tiene que ver con la hidratación y nutrición, que puede ser más potente o en más alto porcentaje, ya que no importa si te ves con más brillo o si se demora en absorber, ya que estarás durmiendo.

Los tratamientos para las espinillas también generalmente se aplican de noche, ya que muchas veces pueden ser cremas que no se absorben tan rápido o parches que son visibles debajo el maquillaje. También es más efectivo usarlos de noche para que la recuperación natural mientras duermes pueda apoyar el proceso.

No es necesario comprar dos sets de productos distintos para día y noche, pero saber diferenciar las necesidades que tienes para cada horario puede maximizar los beneficios de tus productos. Pero si tu crema de noche te funciona bien durante el día, ¡no hay problema en usarlo! Tú misma puedes elegir los productos adecuados a tus gustos y preferencias.

Entonces, ¿cuál es la rutina coreana de 10 pasos?

¿Has escuchado de la rutina coreana de 10 pasos de cuidado de la piel? Sé lo que estás pensando: ¡¿Quién tiene el tiempo para aplicarse 10 productos todos los días?! Tranquila, esto no significa que tienes que usar 10 productos para lograr una piel maravillosa. La rutina y productos que cada persona usa es personal y depende de las necesidades y gustos de cada uno, por lo que puedes modificar esta rutina a tu gusto (y con nuestra ayuda, por supuesto!). Además, hay pasos que no necesitas hacer todos los días, y tampoco en la mañana y en la noche.

¿Por qué se necesitan tantos pasos? El cuidado de piel en Corea se basa en la idea de «layering», o «aplicación de capas», en español. La idea es que si hidratas la piel en varias capas livianas podrá absorber más hidratación (y principios activos e ingredientes) y que llegue más profundamente en las capas de tu piel (lo que hace que sean efectivas por más tiempo).

Piensa que tu piel es como una esponja seca. Si le echas un vaso entero de agua de una vez, solamente se va a mojar la parte de arriba y se desperdicia el resto del agua. Pero si lo aplicas en pequeñas cantidades sucesivamente, la esponja entera puede quedar mojada, y por más tiempo.

A continuación te explicaremos cada paso, y las categorías de productos en la cosmética coreana, para que las puedas entender y ver en qué orden se deben aplicar tus productos para máxima efectividad:

1. Desmaquillante / Limpiador de aceite

El primer paso antes de todo es asegurar que la piel esté limpia, lo que significa retirar todo el maquillaje y protector solar, y la suciedad que acumulas durante el día. El mejor producto para lograr esto es un limpiador a base de aceite. El aceite puede retirar hasta el maquillaje más difícil, y no te tienes que pasar 17 pétalos de algodón tratando de sacar ese último pedacito de rímel en la pestaña. Aunque no te maquilles, el limpiador a base de aceite ayuda a limpiar bien los poros (ya que el aceite atrae al aceite) y disuelve el protector solar (¡que debes usar siempre!). Si eres de piel grasa y/o sudas mucho en la noche, o te aplicaste una mascarilla muy gruesa antes de dormir, también es recomendable usar el limpiador a base de aceite en la mañana, para retirar esas impurezas que se acumulan durante la noche. Además, es hidratante y apto para todos tipos de pieles, incluyendo las pieles grasas! Masajea el aceite en tu cara (seca) y cuello, y agrega un poco de agua con las manos para emulsionar. Masajea un poco más y enjuaga bien con agua.

2. Limpiador a base de agua

Ahora viene el segundo paso del “double cleansing” (limpieza doble), que es el limpiador a base de agua. Con este producto se retira todo rastro de maquillaje e impurezas a base de agua, como el sudor, polvo, etc. Puedes usar este producto con las manos o con una brocha/esponja de limpieza.

3. Exfoliación

La frecuencia de la exfoliación depende mucho de tu tipo de piel, pero se recomienda hacerlo por lo menos una vez por semana (puede ser hasta 2 o 3 si tienes piel grasa, mixta o normal). La exfoliación es considerada uno de los pasos claves para el cuidado de la piel, porque si no te exfolias las células muertas, tus productos no pueden penetrar y estarás gastando tu dinero por nada! La exfoliación frecuente también ayuda a estimular la renovación celular, dándote una piel luminosa y suave.

4. Tónico

Distinto al tónico astringente occidental que probablemente conoces, el tónico coreano (o “Skin / Softener/ Toner”, que son todos sinónimos para este tipo de producto) te re-equilibra tu pH, hidrata la piel y la deja lista para recibir los próximos pasos. Dependiendo del producto, se puede aplicar con las manos o usando un pétalo de algodón.

5. Esencia

Las esencias (“essence”) son enormemente populares en Corea y es como un serum más ligero. La textura es ligera y acuosa, y de fácil absorción, pero con una concentración alta de ingredientes hidratantes, anti-edad y nutrición. Hidrata, reafirma e ilumina la piel. Se puede aplicar directamente con las manos.

6. Tratamientos específicos (Serum, Ampoule, etc.)

En este paso puedes aplicar un producto específico para una preocupación que tengas, por ejemplo: hidratación, acné, arrugas, etc. Los productos de este paso van por varios nombres: serum, booster, ampoule, que finalmente son básicamente lo mismo. Aplícalo con las manos, con suaves palmaditas en el rostro para asegurar que se absorba bien.

*Puedes usar una esencia y un serum (o varios, si quieres) juntos, o puedes solamente usar uno. Depende de tu preferencia y necesidades de tu piel.

7. Mascarilla

En este paso puede aplicar una mascarilla específica para tus necesidades. ¡Las famosas sheet masks coreanas se pueden usar hasta una vez por día! Dependiendo de la mascarilla, puedes usarlo una vez por semana, o las veces que quieras (por ejemplo, una mascarilla tipo arcilla es mejor una vez por semana para no secar mucho la piel). Elige tu favorito para un tratamiento más completo.

8. Crema de ojos

La piel alrededor tus ojos es muy fina y delicada, por lo que es muy importante aplicar una crema para mantenerla hidratada y firme. Para aplicar productos para el contorno de ojos, usa la yema de tu dedo anular (porque es el dedo más débil) y aplícalo con pequeños golpecitos en el hueso orbital. No pongas productos en el párpado superior, ya que la crema se puede a migrar hacia tu ojo y te puede irritar.

9. Hidratante

La hidratación es clave para lograr y mantener una piel firme, luminosa y sana, por lo que es importante que encuentres un producto que te pueda sellar todos los ingredientes buenos que te acabas de poner en la piel, y brindarte hidratación. Te debes aplicar hidratante día y noche, todos los días. Puedes usar una loción o una crema, dependiendo de tu tipo de piel y la preferencia de textura que tengas.

10. Protección solar

Este último paso claramente es para el día solamente, pero es absolutamente esencial. El daño solar es la causa principal del envejecimiento, creando arrugas, manchas, y deshidratación. Elige un protector que tenga por lo menos FPS 30 y acuérdate de reaplicar cada 2 horas si estarás expuesta al sol.

El cuidado de la piel no es igual para todos, por lo que la mejor manera de descubrir los mejores productos para ti es ir probando y encontrar lo que realmente funciona para ti! Al ir conociendo más productos y técnicas, también vas a conocer mejor a tu piel y qué tipos de productos e ingredientes le van mejor. Acuérdate de un tip para aplicación: siempre se aplican los productos del más ligero a más espeso. Esto permitirá que los productos se puedan absorber mejor.

¿Tienes dudas? ¡Déjalas en los comentarios y las responderemos de inmediato! ❤️