Entonces, ¿cuál es la forma correcta para eliminar los puntos negros?

Piel brillante, hidratada y luminosa pero, ¿los puntos negros son tu mayor némesis/obsesión? Siguen ahí y sólo quieres apretarlos de una vez o peor aún, caer en las garras de una mascarilla tipo peel-off para ver, satisfactoriamente, cómo se desprenden todos de un solo tirón.

En Arumi cada vez que escuchamos que usan esas tiritas maléficas arrancadoras de puntos negros

Si te sientes [email protected] con cualquiera de estos escenarios, desde Arumi te tenemos este mensaje: por todo lo que quieras en el mundo, por favor, NO los intentes arrancar o reventar. Por muy tentador que sea, no lo hagas (por favorcitoooo) ya que esto sólo le traerá estrés e irritación a tus poros, dañándolos y de paso abriéndolos PARA SIEMPRE. Pero, ¿por qué es tan necesario cuidar nuestros poros? Además del aspecto estético, piensa en lo siguiente: los puntos negros se forman cuando el exceso de sebo que brota de la piel y su color es debido a la oxidación por la exposición al aire. Por lo que, poros muy dilatados traen más puntos negros, formando un gran círculo vicioso. ¿Quieres romper ese ciclo? Aquí te contamos sobre los pasos que debes seguir para acabar de una vez con este problema.

Prepara tus poros

Antes de cualquier tratamiento, debes acondicionar tu piel para que el proceso sea más amable con los poros y facilitar la eliminación. Una buena práctica es utilizar agua más tibia para dilatarlos o productos con esas funciones específicas.

Procede a “derretirlos”

Este paso puede sonar divertido pero ¡es necesario! Si quieres eliminar los puntos negros de manera efectiva y segura, es necesario ablandarlos. Muchas de estas molestas imperfecciones, son difíciles de remover por la dureza que tienen. Existen múltiples exfoliantes químicos que poseen BHA para esta función y que te permitirán eliminar el problema de raíz, sin dolor y sin dañar tu piel.

Enfócate en los sectores problemáticos

Hay sectores del rostro que son más propensos a la formación de puntos negros, así que ¡presta mucha atención! Zonas como la T y la de “la mariposa”, generalmente tienen la mayor concentración de puntos negros. También revisa bien los pliegues de tu nariz y mentón, ya que bajo estos, se pueden ocultar puntos negros.

No hagas una exfoliación después de eliminar los puntos negros

Aunque existen productos que hacen ambas funciones al mismo tiempo, no lo hagas como pasos separados en tu rutina. Luego de tratar los puntos negros, tus poros y tu rostro en general, estará muy sensible, por lo que una exfoliación podría llevar a una irritación muy desagradable.

Después de eliminar los puntos negros, ¡recuerda cuidar tus poros!

Como contábamos en un principio, la reaparición de puntos negros depende muchísimo de cómo cuides tus poros después. Por eso, luego de realizar el tratamiento, utiliza productos que eviten la formación de sebo en ese espacio vacío del poro y ayuden a que se contraigan.

¿[email protected] para eliminarlos? ¡Estos son los productos que recomendamos!

COSRX – BHA Blackhead power liquid

Un exfoliante químico poderoso pero amable con tu piel. Ayudará a la remoción de puntos negros y otras impurezas, mientras le da luminosidad a tu piel. Recomendado hasta a las pieles más sensibles.

Wish Formula – Blackhead & blackmask home spa kit

Tres pasos para hacer tu propio spa casero y quedar con una piel libre de imperfecciones. Dentro de sus pasos, tiene una mascarilla con nueve ingredientes botánicos para derretir los puntos negros, además de contener un serum para contraer y proteger los poros.

COSRX – Blackhead remover Mr. RX kit

¡Tres mascarillas y tres diferentes pasos! Cada una trae una función diferente pero efectiva para eliminar los puntos negros e impurezas de la piel. ¿Lo mejor? Todo el proceso no tomará más de 20 minutos.

Package – Melt me softly blackhead nose strip

Un parche con dos funciones en uno: Ablanda los puntos negros y sebo acumulado, mientras calma y le da protección extra a tus poros. ¡Adiós irritación y tirones!

¿Qué cuidados tomas para evitar los puntos negros? ¡Queremos saber!