Purga de Piel: ¿Qué está pasando?

purga de piel
Encontraste un producto que se ve increíble, leíste todos los reviews y finalmente lo compraste y lo tienes en tus manos. Lo empiezas a usar, esperando resultados increíbles y… ¡¿tu piel está peor que antes?! ¿Te habrá llegado un producto fallado, o eres alérgica a alguno de los ingredientes? ¿Qué está pasando?

Si te está pasando esto, puede que tu piel esté pasando por una etapa que se llama “purga de piel”, o “skin purging” en inglés. Se llama así la etapa de ajuste por la que pasa la piel, cuando se pone peor antes de mejorarse. Esto no es lo mismo que una reacción alérgica o irritación por los ingredientes del producto.

Es común pensar que el producto te está causando esta reacción porque está “botando” todas las toxinas en tus poros, y es por eso que estás brotando como una niña de 13 años, pero esto es un mito. Sin embargo, las toxinas de tu cuerpo simplemente no se eliminan de esta manera, para eso existen tus riñones e hígado.

Entonces, ¿qué es la purga en la piel?

El proceso de “purga” en realidad es la aceleración de la formación de granitos y espinillas. Éstas no nacen cuando ya se ven en la superficie, rojas e inflamadas, sino que empiezan la vida como un poro tapado en la profundidad de las capas de tu piel. A medida que vas eliminando células muertas y se van generando células nuevas, suben hasta llegar a la superficie y ser visibles. Si estás usando un producto que acelera la renovación celular, esto hace que los granitos suban a la superficie más rápidamente, dejándote con el rostro lleno de espinillas.

¿Cómo puedo saber si mi piel está purgando o teniendo una reacción adversa?

Primero debes ver qué producto te está causando esta reacción. Como comentamos antes, generalmente son productos que estimulan la renovación celular. Si tiene algún ácido (ácido glicólico por ejemplo), puede ser una purga de piel, ya que estos principios activos aceleran la renovación celular. Sin embargo, si estás usando un producto que no tiene ningún tipo de ácido y tampoco es un exfoliante, como un serum, no te debería causar este tipo de reacción. En ese caso es muy probable que seas alérgica o sensible a algún ingrediente de la formulación.

El proceso de purga normalmente dura varias semanas (la renovación celular normal es de aproximadamente 28 días en la piel joven y hasta 8 semanas para pieles más maduras). Por lo tanto, si continúas usando el producto y lo que te está pasando realmente es un proceso de “purga”, deberías empezar a ver mejoras notorias dentro de 4-6 semanas. Si sigues brotando, o ha empeorado, puede ser que sea un problema que va más allá de una simple purga de piel y necesites consultar con un dermatólogo.

¿Qué puedo hacer para minimizar los efectos de la purga?

Si estás pasando por la etapa de purga y quieres minimizar la reacción, puedes usar una cantidad más pequeña, o exfoliar por menos tiempo e ir subiendo el tiempo de aplicación / cantidad / dosis. Puedes experimentar y ver si logras mejores resultados.

Y, ¡no te des por vencida! Si es realmente una purga, mantén la piel hidratada, acuérdate de hacer la doble limpieza, y protégela con una crema que ojalá tenga ingredientes hidratantes y antibacterianos. Después de unas semanas, tu piel ya debería estar lista para verse lisa y luminosa.